Hoy recordando... septiembre fecha de comienzos, de vuelta a la actividad, recién terminadas mis vacaciones. De nuevo con mi mente en plena actividad, a unos días del inicio de un nuevo curso escolar, han venido a mi mente imágenes cargadas de recuerdos, que me han trasladado a mi infancia…  sin apenas  darme cuenta, he recordado, esa especie de  ritual que  nos contagia a toda la familia con la vuelta al colegio.

  Han paso por  mi mente recuerdos de mi tiempo de colegio,  de  mi madre, de mis hermanos, de mis profesores-as, de mis compañeros-as de los distintos cursos, de mis emociones de aquel tiempo. Me ha llegado ese olor a lápices nuevos, ese sonido característico de los libros nuevos. Todo un repertorio de sensaciones y emociones propias de los comienzos de curso. He vuelto a mi infancia, mi mente me ha deleitado con mis mejores momentos y también mis peores momentos de  “vuelta al colegio”. He recordado a mi madre revisando una y otra vez listas interminables, para que a mis hermanos y a mí no nos faltara nada. He sonreído, al recordar  como mi madre  hacía verdaderos malabares, para pasarnos libros y materiales entre los hermanos, compañeros de clase, ingeniándoselas para que  aprovecháramos al máximo libros, materiales etc. Cómo se organizaba para  equiparnos a  los cuatro hermanos.

Hoy recordando ese ritual de  revisar la lista: libros, carpetas, lápices, bolígrafos, mochilas, ropa, deportivas etc.  Cuidando que esté todo a punto, ocupándonos de lo que  van a necesitar nuestros-as hijo-as,  en su vuelta al colegio.  Con la inquietud de  asegurarnos que  comiencen el curso de la mejor manera, que dispongan de  todo lo necesario, que nos les falte nada, que empiecen con ganas, que  aprovechen el curso al máximo… y todas esas cosas que a los padres nos preocupan y nos ocupan en estas vueltas al cole .  Los padres, sabemos qué  importante es cubrir sus necesidades, estar presentes, dedicarles tiempo de calidad, acompañarles para  que vivan  esas experiencias de aprendizaje significativo para su vida, para que aprenden y a la vez disfruten de su  aprendizaje en su tiempo de colegio.

Hoy recordando esa lista de “vuelta al cole” he sentido que importante revisar, que además de los materiales, pongamos en esa lista una buena dosis  de escucha empática, de confianza, de serenidad, de comprensión para conocer sus verdaderas necesidades. Un todo incluido de miradas cómplices, de acuerdos , de compromisos, de responsabilidad y todo aquello que  como padres, sintamos que les servirá como experiencia en su vida. Cuidar que no falten en nuestra lista de vuelta al cole: un una dosis de caricias, sonrisas que les contagien, besos y abrazos  a demanda, porque de todos mis recuerdos  de la vuelta al cole,  lo que más he  valorado y siempre voy a  recordar, son esas caricias, esos besos, y esos abrazos que siempre recordaré y siempre me acompañarán.

¡Feliz vuelta al cole!

Sara Cobos

Coach Profesional y de Familia

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.